¿De qué ‘naturaleza’ es el derecho de Suárez?